Entrevista de Trabajo en Canadá

Una entrevista de trabajo en Canadá no dista mucho de una de un país latino, pero es un proceso que deberás pasar si tu objetivo es trabajar en Canadá. Es un trámite que a todos nos pone ansiosos, nunca sabemos que esperar, ni que esperan de ti. La verdad, es que durante ese espacio de tiempo estamos siendo evaluados en distintas capacidades aunque no seamos conscientes. Pero lo más importante es ser nosotros mismos y tratar de que el entrevistador encuentre esas facetas que busca sin que nosotros finjamos. En primer lugar antes de ir a la entrevista, deberíamos evaluar en nosotros mismos estos aspectos.

  • ¿Estás capacitado para hacer el trabajo?
  • ¿Estás predispuesto a dar lo máximo de ti y a esforzarte al máximo con total actitud?
  • ¿Eres un empleado afín al idealismo de la compañía?

Todos estos aspectos de la entrevista laboral buscan de alguna manera dar respuesta y resolver estas preguntas para saber si encajas y eres el candidato ideal para desempeñar el puesto. Sin embargo también debes tener en cuenta que la entrevista es un intercambio de doble vía y también te ofrece la oportunidad de conocer a una compañía o un puesto de trabajo y saber si realmente te gustaría trabajar allí y te ayudaría a tu desarrollo personal y profesional. Su cultura laboral, el potencial de tu futuro jefe y lo que podrías aprender de él, las posibilidades de progreso y ascenso dentro de la compañía y sobretodo si este es el sitio en el que realmente te habías visionado trabajando porque es tu sueño o deseo.

Dar una buena impresión : Vístete de una manera correcta

Es importante saber que  en el proceso de selección de personal dentro de una empresa, hay mucho en juego, principalmente la reputación de quien toma la decisión, así que  es clave dar una buena primera impresión al respecto.

Leer  Trabajar de JARDINERO en Canadá

Los códigos de vestimenta no aplican de la misma manera en todas las profesiones. Una buena idea es el día antes de la entrevista acudir a la puerta de la empresa para hacerse una idea de como va vestida la gente que trabaja allí. Podrás hacerte una idea para no desentonar demasiado al día siguiente. Lo mejor es no arriesgar demasiado en la primera puesta en escena con la compañía. La primera impresión causa una primera imagen de ti que después será mucho mas difícil cambiar. Huir de colores estridentes o prendas peculiares o demasiado innovadoras

Una vez superado el código de vestir el paso a seguir es el saludo, dar la mano de manera segura y firme demuestra seguridad y sinceridad. Sonreír siempre y mirar a los ojos podría decirse que suelen ser gestos imprescindible.

El lenguaje no verbal

Una cualidad que todo reclutador busca en los candidatos a un puesto es : confianza en si mismos. Cuida y no quites atención a tu lenguaje corporal. Es absolutamente determinante para que la persona que está viéndote sea capaz de reconocer todas estas capacidades solo viéndote.

Has de tener presente que :

  • Cruzar o doblar los brazos es una señal de defensa , como que tienes algo por ocultar y que no quieres abrirte completamente a el recruiter.
  • Evita hacer movimientos extraños con los pies que denoten nerviosismo o inquietud.
  • Sentarse completamente en la silla, con la espalda recta e inclinarse un poco hacia delante denota interés.
  • Mantener las manos bajo control, exponiendo siempre las palmas transmite honestidad. Es un buen recurso.
  • Las expresiones con la cara son vitales. Debes evitar morderte los labios, toser o tocar tu boca, ya que pueden interpretarse como signos de falta de sinceridad.
  • El contacto visual es el lenguaje corporal más poderoso, mira siempre a los ojos de tu interlocutor.
  • Trata de hablar de manera entusiasta y energética. Evita hablar en un tono monótono sin que pueda parecer que eres una persona aburrida. Entona las frases dando énfasis en los momentos que quieras dar mayor importancia.
Leer  Empresas para Trabajar en Canadá

Investiga y conoce la empresa

Toda la información que tengas sobre la empresa te dará una ventaja competitiva sobre otros candidatos. El desconocer la empresa en la que optas a trabajar, su mercado o los servicios y productos que vende puede interpretarse como falta de interés o de profesionalidad. Trata de juntar información, datos e investiga a fondo la compañía. Este tipo de preguntas siempre suelen tener lugar en el proceso de selección y son muy valoradas por el personal de recursos humanos de la empresa.

Este es un ejemplo de algunas características que deberías de conocer de la empresa en la que pretendes trabajar:

  • Información general de la empresa.
  • Productos o servicios que vende.
  • Tipo de público o target al que se dirige y clientes estratégicos. (en este te puedes aventurar un poco más.)
  • Filosofía general de su negocio.
  • Propuestas de mejora
  • Proyectos de futuro a corto plazo.
  • Filosofía e ideales de la empresa.
  • Vision, misión y valores. Suelen encontrarse en la web de la empresa