Vivir en Nueva Zelanda – Costumbres, trabajo y requisitos

Nueva Zelanda, país situado en nuestras antípodas, en el Pacífico Sur, y a casi 20000 kilómetros de distancia de España, es un lugar repleto de paisajes exóticos, de naturaleza sobrecogedora, y de gentes acogedoras, que han sabido convertir el atractivo de sus islas en su mayor reclamo internacional.

Formado por dos islas principales, la isla Norte y la isla Sur, y por otras más pequeñas que cierran el conjunto, aparte de ser una joya natural, Nueva Zelanda también es un país repleto de oportunidades de trabajo, con una economía próspera y cada vez más favorable y uno de los índices de desarrollo humano más elevados del globo.

Cultura y costumbres de Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda se distinguen dos culturas principales, la maorí, originaria de las islas y la británica, introducida con la llegada de los nuevos colonos.

A través del tiempo, ambas han sabido conservar sus matices más auténticos, como también fusionarse en gran cantidad de aspectos, que han dado como lugar a una auténtica cultura neozelandesa.

Esto se ve reflejado en los más diversos exponentes culturales, como el cine, la literatura, la música o el teatro. Vivir en Nueva Zelanda es vivir esta historia reencarnada.

Aunque ha habido periodos en la historia reciente y pasada de Nueva Zelanda donde se ha intentado relegar la cultura maorí a un plano totalmente secundario y apartado de la vida diaria, en los últimos años, impulsado por los poderes públicos y por una conciencia popular de apoyo, el maorí, como idioma oficial, y como pueblo autóctono, ha resurgido con fuerza, y ocupa un lugar significativo en la vida neozelandesa.

Característico del arte maorí es el tallado de figuras de madera, los tejidos, tatuajes y danzas tradicionales, que comparten muchas similitudes con otros pueblos de la Polinesia.

Leer  Solicitar eTA Canadá VISA

Respectoa la arquitectura tradicional, son las “maraes”, el tipo de construcción por excelencia, casas de madera, adornadas con singulares y bellos grabados.

El resto de construcción se asemeja al tipo que podemos encontrar en pueblos y ciudades europeas, más concretamente británicas.

A los antiguos europeos vivir en Nueva Zelanda les llamaba la atención, y es por ello que este país tiene un gran pasado europeo.

Oportunidades de empleo y trabajo en Nueva Zelanda

La tasa de desempleo en Nueva Zelanda es relativamente baja comparada con la de otros países desarrollados, en los últimos años, y debido a la crisis global se ha visto incrementada en algún punto, pero no por ello deja de ser un destino atractivo para mentes emprendedoras, y ávidas de nuevos, y diversos retos.

Desde luego trabajar en Nueva Zelanda no es difícil, con un paro de apenas el 7%.

Los sectores estratégicos en la economía neozelandesa son el sector servicios, seguido de la industria, agricultura, ganadería y extracción de materias primas.

También es importante reseñar el auge del turismo como potente creador de empleo y riqueza, con un ritmo de crecimiento anual porcentual muy significativo, debido a una política medioambiental muy respetuosa, que impulsa un turismo atraído por la belleza y majestuosidad de sus paisajes.

Es por ello, que será principalmente en estos sectores donde se concentren la mayor parte de oportunidades laborales, aunque Nueva Zelanda, como país desarrollado y con una economía de mercado, tiene un amplio abanico de posibilidades para diferentes perfiles profesionales.

El sueldo medio en Nueva Zelanda ronda los 18500 NZ$ (alrededor de 12000€) para perfiles poco cualificados, subiendo a unos 35900 NZ$ (alrededor de 23000€), para hombres con experiencia, y siendo algo menor para las mujeres.

Leer  Hacer voluntariado en Canadá - Beneficios

En líneas generales los sueldos son parecidos a los que actualmente hay en países como España, y el coste de la vida en Nueva Zelanda, sin embargo, es algo más caro.

Requisitos para viajar y trabajar en Nueva Zelanda

Antes de viajar, y siempre que nuestra estancia vaya a ser superior a 3 meses, va a ser necesario obtener un visado en la embajada de nuestro país, así como un billete de vuelta, demostrar que se tiene dinero para la estancia (1000 NZ$), efectuar el pago del visado según sea por trabajo, estudios o visita, y tener un seguro médico que nos dé cobertura.

Para poder trabajar en Nueva Zelanda es necesario obtener el número de IRD, para ello tendremos que adjuntar una copia de nuestro pasaporte, y cumplimentar un formulario de solicitud.

Para conseguir el formulario, así como toda la información al respecto, podemos acudir a la dirección web http://www.ird.govt.nz/