5 Posibles problemas al aceptar un trabajo en el extranjero

Es bastante probable que a lo largo de tu vida recibas una oferta sugerente: un nuevo puesto de trabajo con unas condiciones fantásticas y un sueldo envidiable, pero en otro país.

Miles de personas se enfrentan a esta decisión, y mientras que algunos ni siquiera se lo plantean, otros aceptan instantáneamente, y muchos otros se tiran semanas devanándose los sesos en busca de una decisión acertada.

La verdad es que antes de aceptar una oferta de trabajo en el extranjero hay que plantearse muchas cuestiones, y es completamente l√≥gico que surjan problemas que amenacen con ‚Äúchafarte‚ÄĚ una nueva aventura viviendo y trabajando en el extranjero.

En este art√≠culo te traigo los 5 problemas m√°s comunes que pueden convertir una ‚Äúnueva vida en el extranjero con un trabajo fant√°stico‚ÄĚ en un ‚Äúinfierno del que quieres regresar lo antes posible‚Äú.

1. Aceptar el trabajo en el extranjero sin asesorarse

S√≥lo porque siempre so√Īaste con ense√Īar espa√Īol en un pueblo remoto de Nepal no significa que te encantar√° la realidad de hacerlo.

Aunque siempre hay que estar preparado para perseverar y superar las barreras durante los primeros meses en un nuevo trabajo en el extranjero, también hay que aceptar que, a veces, las cosas simplemente no funcionan, y si has firmado un contrato indefinido será difícil, si no imposible, rectificar y volver a tu país.

Las soluciones son simples: solicita un período de prueba o un contrato inicial temporal, investiga bien sobre el país en el que vas a vivir y tus obligaciones, pregunta a otros extranjeros de tu país que vivan y trabajen allí, compara el sueldo que ganarás con el coste de vida de ese país, etc.

Sigue Leyendo:   Trabajar en Krannich Solar

2. Comprar una vivienda en el país demasiado pronto

¬ŅPor qu√© tanta prisa por comprar una vivienda en un sitio en el que todav√≠a no te has asentado del todo? Una vez, en un foro, una persona comentaba de forma continua en todos los temas sus ansias de vender una espectacular casa en Grecia.

Por si fuese poco la vendía a un precio muy económico, en comparación con el tipo de vivienda y la zona en la que estaba.

¬ŅCu√°l era el motivo? Recibi√≥ un suculento contrato de trabajo para su empresa espa√Īola con sede en Grecia, y no se lo pens√≥ dos veces.

Pensando que las cosas había que hacerlas bien, organizó todo para no llegar con sustos: compró un coche de segunda mano, regularizó sus visado y, como no, compró una casa en una buena zona.

Evidentemente cometi√≥ un error. Despu√©s de 4 meses fue incapaz de seguir en su puesto de trabajo en Grecia, y acab√≥ pidiendo la excedencia para volver a su trabajo en Espa√Īa.

Las costumbres, la incapacidad de aprender el idioma y diversas depresiones hac√≠an que vivir en Grecia fuese para ella un infierno, y sin embargo, all√≠ estaba: de nuevo en Espa√Īa y con una casa comprada (e hipotecada) en su infierno particular.

Alquilar una modesta vivienda es una decisión completamente acertada incluso si tienes un contrato indefinido en un país que apenas conoces, ya que nunca sabes si acabarás quedándote o tarde o temprano volverás a tu país.

3. No aprender el idioma

El mundo est√° lleno de extranjeros que se mezclan con otros extranjeros porque no son capaces de integrarse en la sociedad nativa debido a las diferencia de idioma.

Sigue Leyendo:   Requisitos para trabajar en OXXO

Tener amigos extranjeros en tu nuevo pa√≠s puede ser una decisi√≥n acertada mientras aprendes a hacer frente a las dificultades de comunicaci√≥n durante los primeros meses, pero para adaptarte completamente a tu nuevo pa√≠s, debes sumergirte en su idioma: hablar con los nativos, equivocarte con las palabras y re√≠rte de tus propios errores, salir de ca√Īas con ellos, y en la medida de lo posible hablar lo menos posible en tu idioma.

También es una buena opción apuntarse a una escuela de idioma, ver la televisión local (si se puede, con subtítulos en tu idioma) o husmear por Internet (hay muchos cursos gratuitos, películas con subtítulos, etc).

Las posibilidades para aprender cualquier idioma son infinitas y conseguirlo sólo depende de tu esfuerzo y dedicación.

4. Intentar traer tu país de origen a tu nuevo país

Parece una contradicción, pero he conocido a extranjeros que nunca han abandonado su país de origen. Entras a su casa y parece que han traído su estilo de vida, sus costumbres ¡y hasta la comida de su país!.

No est√° mal que de vez en cuando un estadounidense eche de menos la mantequilla de man√≠ o poder llevar su arma en el bolsillo viviendo en Espa√Īa, por ejemplo, pero si nunca come en restaurantes t√≠picos (la comida t√≠pica) y necesita que su familia en Estados Unidos le env√≠e cada dos semanas paquetes llenos de su comida favorita, seguramente no est√© haciendo suficiente esfuerzo por integrarse en su nuevo pa√≠s.

Hay que esforzarse en adaptarse a las costumbres locales, probar alimentos típicos del país, asistir a fiestas y generalmente intentar adoptar la misma forma de vida de la gente.

Sigue Leyendo:   Agencia de Marketing Solicita Community Manager

5. Actuar como si estuvieses de vacaciones

Como en el primer punto, vivir en alg√ļn lugar es diferente a estar de vacaciones, y as√≠ debe ser. Gastar dinero como si fuese papel higi√©nico, irse de bares cada noche y sentarse en la playa todo el d√≠a est√° bien durante dos semanas, pero la insolvencia econ√≥mica, el alcoholismo y el c√°ncer de la piel se har√°n patentes si crees que vivir as√≠ todo el a√Īo tiene que ser ‚Äúguay‚ÄĚ.

Vivir en el extranjero supone cambiar tu entorno, tus costumbres y tu ritmo de vida, pero lo que no cambiar√° ser√° que tendr√°s que trabajar y llevar una vida ordenada para poder vivir dignamente.